Es una sensación refrescante, entrar en una cálida sala llena de luz. De alguna manera, el interior luminoso y bien iluminado crea una gran combinación de una decoración tranquila y viva. La tranquilidad no quita nada de la alegría del espacio. El blanco es la opción obvia para un interior como ese, pero eso lo convierte en un asunto muy predecible. Si deseas algo con un poco más de carácter, ¡el tono beige con el que descubrirás la felicidad! Echa un vistazo a estos increíbles y elegantes salas de estar de color beige para más inspiración –

Crema suave

Las paredes beige y los muebles correspondientes crean un espacio abierto y acogedor donde todos estarían encantados de descansar. ¡Agrega la cereza en la parte superior con algunos jarrones decorativos azules llamativos para traer un poco de color!

Puedes tener mucha variedad dentro de una sala de estar neutral. ¡Elija sus muebles de una manera que los haga un poco diferentes, ya sea por el color o el diseño! El sofá, el sillón y la otomana son todos de un tono beige diferente, lo que hace que la habitación sea bellamente diversa.

¡Una otomana azul marino dentro de una sala beige será una pieza central increíble que solo enfatizará el interior de la crema circundante!

Una sala de estar minimalista prosperará con una paleta de colores neutros. Si buscas una apariencia ordenada y simple, ¡no necesitarás más que unas pocas piezas de decoración en la mesita de café transparente!

Una de las mejores cosas de una sala beige es lo bien que juega con la luz del día. No lo refleja tanto como lo haría una habitación blanca y parece mucho más acogedor, ¡pero sigue siendo muy brillante!

Beige definitivamente no significa aburrido, simplemente significa una deliciosa sutileza que puede ser muy apreciada en una sala de estar que no siente la necesidad de estar por encima.

Para una atmósfera más intrincada, elija un tono en el extremo más oscuro del espectro beige, casi tan similar al marrón claro que puede agregar algunas piezas marrones reales a la mezcla y crear un interior muy suave y prestigioso.

¡Los elementos de madera son la mejor opción para una sala de estar beige! ¡Traen algo delicado y oscuro a un espacio de vida delicioso!

Un estilo armonioso de tonos neutros claros y oscuros crea al instante una lujosa sala de estar que tiene un gran factor de confort y un factor de lujo aún mayor.

La sensación de que el color beige captura tan bien es de confort y seguridad que todos anhelamos dentro de nuestros hogares. Enfatiza esa sensación agregando algunas piezas de madera a tu sala de estar neutral.

Un ambiente relajado junto a la chimenea requiere una paleta de colores que sepa cómo canalizar la tranquilidad. Difícilmente podrías encontrar una mejor opción que el beige.

Hay muchos tonos beige para jugar, desde suave crema hasta arena oscura. Puede colocarlos fácilmente en una habitación y despertar el ambiente tradicional.

Elegancia cálida

Utilice los tonos más brillantes de beige para aprovechar la increíble ligereza de la habitación, pero equilibre la escala al enmarcar algunos cuadros de pared en marcos negros.

Una sala beige es un lugar ideal para socializar, debido a la suavidad y la familiaridad del interior cremoso. Se siente muy predecible, ¡pero en el buen sentido! No hay sorpresas ocultas en la habitación, lo que ves es lo que obtienes, ¡que es un espacio amable y cálido!

Quizás te estés preguntando, ¿puede beige destacarse en absoluto? Normalmente no elegiría realmente el beige si está buscando una pieza central, pero puede emparejar sus muebles color crema con una pared blanca brillante y observar con diversión lo rápido que los muebles pasan de lo ordinario a lo llamativo.

Si tuviéramos que describir el interior de color beige en solo dos palabras, nos iríamos por cálido y seguro. ¡Parece la mejor opción para una sala de estar familiar!

Una mesa de centro de madera combina con tonos de beige más oscuros en esta hermosa sala de estar con un estilo muy puro y auténtico, traído a la vida por la paleta de colores increíblemente relajante.

Combina tus muebles color crema con paredes grises y crea una sala de estar con un interior neutro diverso que demuestra que los colores claros pueden hacer que la habitación se sienta llena de vida fácilmente.

¡Puede darle vida a su sala de estar beige con exclusivas piezas blancas brillantes y disfrutar del estilo limpio que se combina tan bien con la calidez de la crema!

<Un tono beige claro es adecuado para aquellos que desean que su sala de estar tenga un atractivo vintage subyacente, independientemente de las piezas de decoración contemporánea que pueda agregar.

Beige es la Suiza de los colores. Es tan neutral que puede funcionar fácilmente con todos los colores y estilos. Una sencilla sala de estar de color beige parece elegante y elegante, pero añada elementos rústicos y mire cómo se transforma como un camaleón en una habitación acogedora que irradia hospitalidad.

Una sala de estar que está completamente cubierta con tonos beige seguramente tiene un carácter, pero puede ponerse un poco tenue, por lo que un par de lámparas brillantes son una buena cosa para agregar.

Confort alegre

Las salas de estar más pequeñas funcionan mejor si están decoradas con sencillez. Un hermoso sofá de color beige, una alfombra de color beige oscuro con una mesa transparente y paredes de color caqui crean una atmósfera ligera y tranquila.

Cualquier pieza colorida dentro de una habitación neutral se destacará más que en cualquier otra configuración. Beige es uno de los mejores telones de fondo, así que no dude en agregar uno o dos elementos sutiles pero llamativamente coloridos para obtener un poco de variedad.

¡Hay algo en beige que se combina increíblemente con una decoración inspirada en el campo! ¡La combinación de los dos es realmente cálida, amable y acogedora!

La elegancia de esta sala es muy genuina y nos encanta cómo diferentes tonos de beige trabajan juntos. Se mezclan entre sí y crean una sala de estar armoniosa y atractiva.

Las vigas visibles en esta sala de estar son un elemento crudo de la granja que, en combinación con la hermosa chimenea y el interior beige, contribuyen a crear un espacio acogedor, que será un honor para usted llamar hogar.

El interior beige proporciona una amplia sala de estar con un gran elemento de confort. La compilación de tonos neutros se siente muy amigable, tierna y hospitalaria, ¡perfecta para la habitación donde se hacen la mayoría de los recuerdos familiares!

La armonía de elementos de madera y beige en esta sala de estar moderna nos impresiona. ¡Es una gran exhibición de cómo la decoración suave y neutra siempre puede encontrar su lugar, incluso dentro de espacios de vida progresivos!

Sigue la verdadera ruta minimalista y reduce tu sala a nada más que un simple sofá, una pequeña mesa de centro, una gran lámpara y una esquina contemporánea. Lo maravilloso de esta sala es que no se siente vacío en absoluto, gracias a la totalidad del interior beige.

Pinte sus paredes en un tono más oscuro de color beige y deje las sombras más claras para los muebles. Al hacerlo, tus sofás se convertirán instantáneamente en el punto focal de la sala.

¡Una sala de estar beige y abierta se siente alegre y optimista! Es realmente un gran espacio para pasar sus días, sumergirse en la luz del sol y disfrutar de la ligereza del interior.

Una sala de estar con paredes beige oscuro y un sofá cremoso tiene todos los atributos de un santuario moderno que se siente seguro, suave y tradicional.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here